martes, 28 de marzo de 2017

Gracias por todo.

 Hoolaa 😊 Hoy les comparto una carta muy especial que escribí hace poco.

Querida mía,
  Hace mucho que nos conocemos. Al principio no fue nada fácil entendernos, pero una vez lo conseguimos fuimos inseparables.
   Tú me viste crecer, evolucionar, fuiste testigo de todos mis cambios y probablemente lo serás de muchos más que aún están por llegar. Contigo he llorado, he reído, he soñado, me he resguardado, evadido, fantaseado, creado. Contigo di la vuelta al mundo mil y una noches e incluso viajé en el tiempo, tanto hacia atrás como adelante. Aprendí el lenguaje del amor y del odio, de la alegría y la tristeza, aprendí a expresar lo que sentía.
  También he de reconocer que hemos tenido nuestros más y nuestros menos. Te he abandonado en ocasiones y no sabes cuánto lo siento. Pero, de un modo u otro, siempre has estado presente en mi vida. En ti encontré una vía de escape; tú me diste voz y siempre estaré en deuda por ello. Porque cuando las palabras no conseguían salir de mi boca, salían de ti; sabías y sabes, en todo momento lo que mi corazón quería decir, pero mi garganta no podía. Tal vez por eso te tengo tanto aprecio.
Con todo esto simplemente quería darte las gracias por todo lo que le has aportado a mi vida y lo que me aportarás.
                     Gracias de corazón, querida literatura.

Final inesperado, eh?? Espero que les haya gustado, la escribí por una propuesta hecha en una asignatura  (como cosa rara) en la que teníamos que escribir un texto hablando de la importancia de la literatura. Si tienen un ratito libre les invito a que lo hagan y reflexionen un poco sobre la herramienta tan poderosa que, muchas veces, menospreciamos. Hasta prontoo 🌚

martes, 14 de febrero de 2017

Un ciclo de errores :S

Hoolaa 😊 Me pronuncio por este, mi querido blog, para compartir otra reflexión. Esta vez surgió con una tarea de clase (pueden ser interesantes a veces😂).Aquí se las dejo:

Son numerosas las ocasiones en las que, tanto los sueños como los errores, se van pasando de generación en generación. Viajar, estudiar lo que te apasiona, conseguir trabajo de ello, etc. Todos hemos tenido fantasías sobre nuestro futuro y sobre ser el dueño de nuestra vida, pero, tristemente, esto no ha sido (ni será) siempre así. 
Los padres continuamente querrán lo mejor para nosotros, desde mi punto de vista, no serían capaces de hacer algo que supieran que nos va a perjudicar. No obstante, el gran problema es esto; que no se dan cuenta de que, a veces, lo que ellos piensan que es mejor, no lo es. Ellos quieren protegernos de los problemas que nos podamos encontrar, pero es que es necesario que los afrontemos. Por desgracia, no van a estar en todo momento con nosotros y tenemos que aprender a defendernos y a tomar nuestras propias decisiones. Obviamente es genial que nos aconsejen porque llevan más tiempo en el mundo y la experiencia suele conllevar sabiduría, lo que no deberían hacer es imponer sus pensamientos sobre nosotros. Si nuestra familia, por el motivo que sea, no es del todo tolerante con otras personas y sabemos que eso no está bien, no tenemos que cometer el mismo error y ser intolerantes. Si cuando éramos jóvenes nuestros padres no nos apoyaron en lo que queríamos estudiar, no podemos dejar de apoyar a nuestros hijos en lo que les guste. Porque nos hubiese gustado que en ese momento alguien nos hubiera dicho “Adelante, lucha por lo que quieres”.

El mayor error que podemos cometer es el que hemos reconocido como tal en alguna ocasión de nuestra vida y, aún así, lo repetimos. Los padres deben guiar, no dictaminar. 

Como siempre, espero que les haya gustado o que al menos les haya invitado a reflexionar a ustedes también este tema. Hasta prontoo 🌚

P.D: Finalmente he decidido despedirme a partir de ahora con la luna sonriente porque... ¿por qué no? 😂 (En realidad quería poner el emoji que tiene las palmas de las manos como si estuviera dando un abrazo, pero no lo encuentro así que "a falta de pan, buenas son tortas") Byee.

domingo, 15 de enero de 2017

NO ES NECESARIO :)

Hoolaa 😊 Vuelvo a pronunciarme porque me ha surgido el gusanillo de querer reflexionar "en voz alta", esta vez es sobre las redes sociales, y no, no voy a dar una charla sobre el modo en el que deben utilizarse, los riesgos o esas cosas que hemos oído muchísimas veces; vengo a hablar sobre una nueva necesidad que ha surgido con ellas; la necesidad de compartir nuestra vida para que el resto vea lo fantástica que es (o lo fantástica que queremos que piensen). Por supuesto que yo también lo he hecho o incluso lo sigo haciendo, pero últimamente he estado reflexionando mucho sobre ello.

En primer lugar, "las quedadas con amigos". Vamos a ver, si tan bien te lo estás pasando... ¿por qué te paras a pensar en sacar el móvil para compartirlo? Es normal que saques fotos porque es una forma INCREÍBLE de guardar recuerdos, pero por dios: ¡Para que disfrutes del momento no hace falta que el resto del mundo tenga que saberlo! Creo que, en cierta medida, hacemos eso para autoengañarnos, es decir, para hacernos creer a nosotros mismos que nuestra vida es maravillosa cuando la mayoría de veces no es así- con esto no quiero decir que todos tengamos una vida aburrida u horrible, simplemente que no es perfecta y que no siempre nos sentimos conformes con ella-. Al fin y al cabo lo que hacemos es PRESUMIR. Esto me lleva al siguiente punto que quería tratar: "las relaciones". Sí, yo soy la primera a la que le gusta subir una foto con su pareja, pero todo tiene sus límites. ¿Es realmente necesario publicar absolutamente TODO lo que te regala, lo que haces, lo que te hace -absténganse malpensados, thanks- lo/a magnífico/a que es, etc.? Permítanme decirles que no. Para mí, los momentos con tu pareja son de los más íntimos y especiales -de nuevo, absténganse los malpensados- y muchos de ellos quizás no se vuelvan a repetir, por ejemplo, un viaje concreto; entonces, sinceramente, yo no pienso malgastar el tiempo en coger el móvil y escribir un tweet, poner una foto en la historia de Instagram o Snapchat, o lo que sea; porque como ya he dicho, puede que no se repita nunca más. Por esta razón, algunos de los mejores días que he pasado con mi pareja solo pueden quedar en nuestras memorias, porque hemos querido aprovechar tanto el momento que se nos ha olvidado sacar una simple foto.
Siguiente punto a tratar queridos amigos, y con este puede que mucha gente se de por aludida pero bah, así quizás reflexionan ellos también: "las felicitaciones de cumpleaños". BOOM! Tema difícil por culpa de Facebook. Nuevamente digo que yo también lo he hecho, he publicado en el muro de alguien o una foto para desearle feliz cumpleaños, peeero -por vigésima vez en esta entrada- esto también tiene sus límites. Entiendo que hay ocasiones en que es de las únicas formas de felicitar a alguien porque está lejos o porque no tenemos su número, con eso no me meto para nada; a lo que voy es a las personas que suben una foto con el susodicho cumpleañero y le escriben un pedazo de testamento que ni muchas de mis entradas, TRUE STORY! Testamentos preciosos que incluso pueden emocionar al destinatario, eso sí, sin embargo -un sinónimo, por fin, cerebro mío- sería muuuuchísimo más bonito si, en vez de tomarnos el tiempo en buscar la foto adecuada, en escribirlo y en etiquetar a quien va dirigido; vayamos frente a su cara -porque las personas a las que queremos felicitar tan especialmente, lo normal es que las veamos a diario- y le dijésemos tooodo eso que normalmente escribiríamos. Llámenme loca, pero a mí eso me emocionaría mucho más, y lo que es mejor, podría darle un abrazo de esos que astillan costillas.
Para terminar este desahogamiento cibernético, quería hablar sobre las personas contrarias a los dos primeros puntos, y eso es: "los que necesitan llamar la atención". Antepuestos a los primeros "especímenes" , estos publican tweets, post, fotos o lo que sea con el fin de que se preocupen por ellos; por ejemplo, una foto de ellos en el hospital: OK👍. No tan queridos amigos, ¿por qué? No lo entiendo. Por cierto, estas mismas personas son las que posiblemente ponían en Tuenti -DEP- de título en las fotos "YoOp FeItAa", y todo para que los demás comenten lo guapísimo o guapísima que eran -sea cierto o no-. Por favor, no lo hagan. Si necesitan ayuda o que alguien los escuche, díganselo a sus familiares o amigos, no a todo internet porque lo siento, pero no nos interesa -ahora es cuando me doy cuenta de que posiblemente mis pensamientos no le interesan a nadie y lloro-.
En fin, creo que es bastante por hoy. Si son este tipo de personas... Les suplico que reflexionen sobre lo que hacen y lo mejoren. Muchas gracias 😀 Yo me despido ya, y por cierto, siento los millones de peros y anotaciones extra, aunque es lo que le da el significado completo a todo. Hasta pronto 😉

PD: Ahora que veo el guiño en el emoji real... quizás lo cambie, ese lo suelo utilizar cuando me pongo antipática 😂. Byee.

sábado, 3 de diciembre de 2016

"Maestros en proceso" web. Recomendación#11

Hoolaa :) Aparezco por aquí para hacerles una pequeña recomendación. Hace unos meses creé una página web especial para la gente como yo que quiere ser maestros o que ya lo es y necesita recursos. Si les interesa pueden visitarla haciendo click aquí. Muchas graciaas! Hasta prontoo ;)

viernes, 2 de septiembre de 2016

Especial vuelta al cole!!

Hoolaa :) Quería volver un poco a las andadas y traer un "Especial vuelta al cole" en el que les enseñaré cómo organizo mi archivador de anillas (así que es un "vuelta al cole" que quizás no sirve para los peques). Voy a dividirlo en dos entradas: en esta les enseño cómo conseguir reutilizar tus separadores sin dejar de tener las asignaturas identificadas y en la siguiente les explicaré mi método para no fallar con ninguna tarea, trabajo o examen y además hacer un seguimiento de las notas que sacamos. Comencemos!!!

Materiales:
-Tijeras
-Cuter
-Lápiz
-Goma
-Pegamento
-Regla
-Un pedazo de cartulina de 12x15
-Hoja de color
-Bolígrafo o rotulador
-Cinta de doble cara

1. Orientamos la cartulina poniendo el lado más largo arriba y hacemos marcas y rallas como se ve en la imagen.

2. Recortamos por las zonas que están "garabateadas".

3. Marcamos los dobleces con ayuda de la regla y algún objeto ce punta redondeada (yo utilicé las tijeras) y doblamos.

4. Pegamos las pestañas de los lados y la superior. Cortamos un rectángulo de 9,8 cm x 6,8 para que entre bien en el marco y escribimos en el centro el nombre de la materia.

5. Pegamos el marco en nuestro separador con un poco de cinta de doble cara. Y listo! 

*Si el marco liso les parece un poco soso también pueden hacerlo con papel decorado o simplemente utilizar un washi tape bonito y colocarlo alrededor del marco.

De esta forma si algún día dejamos de tener esta asignatura lo único que tenemos que hacer es recortar otro rectángulo, escribir el nombre de la nueva materia y cambiarlo por el que ya tenemos. ¿Qué les parece? Espero que les haya resultado útil nos vemos en la próxima entrada!! Hasta pronto ;)





viernes, 22 de julio de 2016

¡Cuidado, cuidadín!

Hoolaa :) Me pronuncio de nuevo por aquí para informar a los menos observadores de que este blog ya tiene una Licencia Creative Commons, es decir, que el contenido que he subido y que subiré está PROTEGIDO. Para saber qué pueden hacer con el material que tengo publicado y qué NO, pulsen el botón que está en la columna de la derecha junto a los demás gadgets. He tomado esta decisión porque... ¡los derechos de autor son muy importantes! No se sabe las vueltas que da la vida, así que no me voy a arriesgar a tener problemillas en un futuro. Si hay lectores de este mi querídisimo blog que también tienen uno y les gustaría hacerse una licencia similar ¡es muy FÁCIL! Simplemente hagan click aquí y les llevará a la web que se dedica sin ánimo de lucro a una labor tan importante como es defender a la gente creativa.Hasta prontoo ;)

miércoles, 20 de julio de 2016

La chispa más necesitada.

Hoolaa :) Ya tengo por costumbre aparecer y desaparecer así que ahorremos tiempo en explicaciones y excusas baratas.
Hoy vengo sin saber qué escribir pero con ganas de ello. ¿No es tan raro no? Muchas veces queremos decir mil cosas y no encontrar las palabras. A veces las ganas son confusas porque no siempre vienen acompañadas de inspiración.
Es curioso. Ese entusiasmo desmesurado puede acabar convirtiéndose en presión; la presión que se siente al querer y no poder. Porque es así; la inspiración es, en ocasiones, tan difícil de encontrar como un billete dorado en una chocolatina Wonka, como un trébol de cuatro hojas, como a Wally en una multitud. Lo mejor es que la dificultad de encontrarla es proporcional a la satisfacción que se siente tras hacerlo, pues notas (como yo ahora mismo) la forma en la que tus dedos recorren el teclado sin siquiera dejar que el cerebro lo analice bien. Es tan increíble lo impulsivos que podemos ser cuando esta chispa nos incendia que cuando de ella sólo quedan cenizas, hayamos consuelo releyendo lo que creamos y sintiéndonos orgullosos pues al final resulta ser arte. Sí, casi todo en esta vida puede ser arte; sencillamente debes disfrutar de lo que haces, expresar lo que sientes y transmitir a los demás lo que ellos necesitan sentir. Así que adelante, sé paciente y cuando encuentres inspiración empléala en algo que de verdad te llene, quizás lo que vas a crear acaba siendo tu forma de dejar huella en este mundo.

¡Eso es todo! Espero haber sido útil y que aquellas personas que lo leen y realmente necesiten la chispa de la que hablo la encuentren pronto, porque créanme que llega cuando uno menos se lo espera, mírenme a mí, escribiendo A LAS TRES DE LA MADRUGADAA! Ahora me voy a dormir tranquila y orgullosa de haber aprovechado mi inspiración. Hasta prontoo ;)