martes, 26 de noviembre de 2013

Nuestra mente enrevesada xD

Hoolaa :) Después de algunas entradas más serias de lo acostumbrado volvemos a mis "tontas reflexiones". Hoy mi reflexión es sobre por qué nuestra mente (o tal vez sólo la mía xD) siempre busca la solución más complicada. Me voy a intentar explicar con algunos ejemplos:
1. De repente suena música del ordenador pero tú no la has puesto.
Lo que yo pienso: POSTERGEIST!! :O
Solución real: la página que acabo de abrir tiene música de fondo.
2. Tu hermana te da de sus papas.
Lo que yo pienso: ESCUPIÓ DENTRO!! SE LE CAYERON AL SUELO!! 7.7
Solución real: no quiere comer más y fuiste la primera persona que vio.
3. Una amiga te abraza y te dice de repente "Te quieero".
Lo que yo pienso (dependiendo de la persona): Esto es sospechoso, ¿qué quieres?
Solución real: simplemente le apetecía darte un abrazo.
4. Un chico que tienes en tuenti te habla como si te conociera de toda la vida.
Lo que yo pienso: Este es el típico tío que de repente te suelta alguna burrada o te pasa un vídeo porno .-.
Solución real: se aburre y eligió a alguien para hablar al azar.
5. Te vas de viaje y algunas de tus amigas te piden algo excepto una que te dice que te diviertas.
Lo que yo pienso: Dices eso para que piense que por no pedirme nada y preocuparte por que disfrute el viaje debo recompensarte trayéndote algo a ti y ano a las demás, verdad?!
Solución real: es lo que realmente piensa.
6. Alguien te dice que no tiene ganas de hablar, y menos con dos personas.
Lo que yo pienso: Qué pasa?! Piensa que en persona me comporto de una forma y por chat de otra?! Será idiota...
Solución real: le habló otra persona antes que tú y no tiene ganas de hablar con nadie.
7. Algún conocido lleva casi una semana sin conectarse al whatsapp.
Lo que yo pienso: Le habrá pasado algo?!! Se le habrá roto el móvil?!! Tendrá algún problema con un familiar?!! O.o
Solución real: se fue de vacasiones y no te acordabas de que te lo dijo.
   Y hay muuuuuchas otras ocasiones más de las que ahora no me acuerdo. A lo que quiero llegar es a que estamos acostumbrados a un tipo de comportamientos, de rutinas o de comentarios que oímos de otras personas que, desde que notamos que algo se sale de nuestro esquema mental es que pasa algo malo. Puede que sólo me ocurra a mí, pero creo que, por ejemplo, en la situación de los hermanos solemos pensar mal (por decirlo de alguna forma). A pesar de que creo que no debería de pensar así en algunas ocasiones, desde mi punto de vista, muchas veces eso es la diferencia entre ingénua y atenta; porque sí, tal vez no TOOODO el mundo tenga razones ocultas, pero cuando existen estamos bastante alerta gracias a esta característica. No estoy segura de que me entiendan bien, pero lo que quiero decir es que gracias a esa mentalidad somos más difíciles de engañar o de que se aprovechen de nosotr@s. Siento que esta entrada sea algo confunsa, pero creo que con los ejemplos que puse me pueden llegar a entender :)
Esta es la reflexión de hoy y el jueves comenzamos los Jueves de Navidad!! Hasta prontoo ;)