martes, 10 de diciembre de 2013

"El basket, una historia sin acabar"

Hoolaa :) Estamos en día de viento y alerta así que es el día perfecto para escribir un poco más que de costumbre!! Así que hoy toca historia, aunque un poco especiaal.
    "El basket, una historia sin acabar"
El horario volvía a marcar la clase de gimnasia, y, de nuevo, nos dejaron practicar el deporte que queramos. Otra vez más entré en el cuarto del material y me sentí perdida, sin saber qué coger, hasta que ví que algunas de mis amigas cogieron un balón de baloncesto. No quería perder más tiempo así que las imité y cogí una pelota.
Yo no lo sabía, pero en ese instante empezó todo.
Me encontré cara a cara con la cansta, a pesar de ser de minibasket, para mí era enorme. Sujeté el balón sobre mi cabeza y lancé con todas mis fuerzas... Pero no llegó ni a rozar el aro. Y tiré una vez, y otra, y otra más, hasta que sonó la campana.
Al día siguiente me olvidé un poco de tirar a canasta y me centré en botar. Conseguí mejor resultado que con el tiro, aunque no era nada del otro mundo. Así pasaron varias semanas, y poco a poco iba mejorando el bote y el balón cada vez se acercaba más a canasta. Ya conseguía hacer "un cambio de mano entre las piernas", que de cambio de mano no tenía mucho para mí pasar  balón de un lado a otro subiendo una pierna era como ser una crack- imagínense la decepción que me llevé cuando descubrí que en el cambio entre las piernas no se tenía que levantar la pierna-. Uno de esos días, ya estaba cansada de que mis amigas pudieran meter canastas y jugar partiditos y yo quedarme sola tirando como una toleta, pero me puse como meta marcar una canasta y lo iba a conseguir, y así fue, ese día tiré y el balón entró en el aro. Me puse a gritar como una loca y exageré un poco la verdad, pero de nuevo, para mí era un gran logro. A partir de ese día ya jugaba con mis amigas y me lo pasaba en grande, eso sí tardé bastante en marcar otra canasta, pero no me desanimaba.
Cuando estaba en sexto de primaria vino a mi colegio una chica llamada Flori que nos quería enseñar un poco más de baloncesto, a mí y al resto de la clase nos encantó la idea y lo hacíqmos con muchas ganas. Aunque esto sólo duró una semana, el último día nos informó de que podíamos venir tres días a la semana al cole y seguiríamos practicando el deporte. Mis amigas y yo nos miramos con complicidad y levantamos la mano para poder ir.  El primer día llegamos con mucha ilusión, pero para nuestra sorpresa no estaba Flori, era una chica bajita y con gafas que no habíamos visto nunca. Al principio nos daba un pelín de respeto, pero poco a poco la fuimos conociendo y nos pareció muy divertida.
Al cabo de un año se convirtió en nuestra entrenadora oficialmente, bueno ella y otra chica que apareció inesperadamente. Llegamos al instituto y por fuera había una chica alta y morena; lo primero que me pregunté fue «¿Dónde está Bea?» Más tarde se presentó y nos dijo que ella iba a ser nuestra segunda entrenadora, Ruth. Ese mismo día también conocí a más compañeras de equipo, que pronto se convertirían en buenas amigas. Una de ellas se tuvo que ir del equipo porque la tenían que operar y no podría jugar a basket durante una temporada; las demás nos mantuvimos en el equipo, aunque a veces aparecían y desaparecían otras chicas que pasaban temporalmente por allí.
El segundo año ya éramos buenas amigas, apareció nuestra perdida compañera, que se incorporó de nuevo al equipo. Ese año incluso hicimos un viaje a un torneo fuera de la isla. Nos lo pasamos en grande, aunque nos hibiese gustado jugar un poquito mejor. Uno o dos meses después llegó otra chica más al equipo "Vendrá un par de días y se cansará", pensé; pero para mi sorpresa fue constante y se volvió una más.
Ahora, la chica bajita y la alta ya no me entrenan, son grandes amigas; tenemos a un chico rubito y otro chico más moreno como entrenadores, seguimos conociéndolos poco a poco.
En temas de jugar todas hemos mejorado mucho y ya se nota en los partidos. Espero que dentro de un par de años pueda continuar mi historia y, cómo no, incluir mi próximo viaje de equipo fuera del país!!
Bueno, esta ha sido la historia de hoy!! Tal vez no esté tan bien como otras pero la he escrito con el móvil y sobre la marcha :P Como ya saben el baloncesto es una parte importante de mi vida que me gusta compartir con los demás. Nos vemos el jueves!! Hasta prontoo ;)